Capacitar a 14.400 pequeños agricultores, meta de los nuevos “extensionistas”

Noticias
19.05.2016

Ocho son los estudiantes de décimo semestre del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad de El Bosque que asumieron el compromiso de capacitar en los próximos 6 meses a más de 14.400 pequeños agricultores de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca en las “5 reglas de Oro” de la agricultura sostenible.

Ellos hacen parte del programa “Extensionistas”, que es liderado por dicha institución académica en alianza con Syngenta, el cual se viene implementando desde julio de 2015 y ya ha beneficiado a más de 17.300 campesinos de la zona cundiboyacense del país.

Kenneth Ochoa, director del programa de Ingeniería Ambiental de la universidad en mención, comentó que “Extensionistas” permite que los estudiantes se acerquen a la comunidad agrícola, aprendan a relacionarse con los campesinos y compartan con ellos los conocimientos que han recibido a lo largo de su formación profesional.

“Los estudiantes se inscriben a la iniciativa de manera voluntaria; algunos lo hacen como opción de práctica profesional y otros se integran buscando el desarrollo de sus trabajos de grado, entonces, el programa les sirve como una plataforma para acceder a más fuentes información”, explicó Ochoa.

Este es el caso de Katherine Guzmán, nueva “extensionista” en el municipio de San Francisco de Sales, Cundinamarca, quien asegura que el programa le servirá para el desarrollo de su proyecto de grado que está enfocado en el ciclo de vida de la producción de café, porque conocerá el proceso de siembra de este producto en situaciones reales y a través de la experiencia de los campesinos de la zona.

Por su parte, Alejandra Tambo, quien realizará su práctica en el municipio de Pesca, Boyacá, afirma que el campo ha sido la base del desarrollo socioeconómico de su familia. Y “qué bueno poder retribuirles a las comunidades agrícolas con los conocimientos que he adquirido en la universidad”, enfatiza la estudiante.

Desde que se creó la iniciativa, enmarcada en el Plan para una Alimentación Sostenible de Syngenta, se han conformado 4 grupos de “extensionistas”, de los cuales, 32 estudiantes en total han hecho parte del programa, realizando jornadas de formación a pequeños productores de papa, tomate, pimentón y café, en las “5 reglas de Oro” de la agricultura ambientalmente responsable, basadas en el uso y manejo adecuado de insumos agrícolas.

Es decir que, en gran parte, el propósito de la iniciativa es reducir la contaminación directa sobre fuentes de agua, aire y suelo, y contribuir a mejorar la calidad de vida de todos los que conforman la cadena de suministro de alimentos del país, tanto productores, como consumidores.  

“Con “Extensionistas”, capacitamos a nuestros campesinos en el uso responsable de los productos para la protección de cultivos, contribuyendo a la reducción de los impactos medio ambientales en la agricultura, al mismo tiempo que les estamos dando las herramientas y los conocimientos para que ellos produzcan alimentos de la mejor calidad para las comunidades”, aseguró Piedad Calle, gerente de Custodia de productos para la región Latinoamérica Norte de Syngenta.

Según la doctora Calle, sensibilizar a la comunidad agrícola frente a los retos que plantea el cambio climático para la agricultura, en un mundo que incrementa su población cada día, es clave para contribuir a la seguridad alimentaria del país. Y es que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que el número total de habitantes en la tierra crecerá en un 60% en el 2.050.

En efecto, Luis Medina, un estudiante que acaba de graduarse del programa “Extensionistas” y quién realizó su labor en el municipio de Pacho, Cundinamarca, recuerda que algunos campesinos no son conscientes del impacto negativo de las malas prácticas agrícolas para el medio ambiente. Por lo cual, capacitarlos se hace necesario, toda vez que se quiera alcanzar el desarrollo del campo.

Al respecto, Francisco Javier Bello, capacitador PAS para la zona centro de Syngenta, destaca que la “alianza con la academia es una oportunidad para generar un cambio en la realidad del sector agrícola colombiano, debido a que esta trabaja por la inclusión de todos los actores en temas de transferencia de conocimiento y tecnologías, partiendo de la premisa de que la agricultura debe ser sostenible en el tiempo”.

Finalmente, los resultados de la ejecución de “Extensionistas”, hoy por hoy se mide con el número de campesinos que han sido capacitados por los estudiantes desde el 2.015, año en el cual se creó el programa. No obstante, aclara el profesor Ochoa, “el valor de la alianza entre la academia y Syngenta va más allá, si se tiene en cuenta que la iniciativa está formando profesionales y agricultores que puedan enfrentar los cambios medioambientales del mundo y entender la realidad socioeconómica del país”.