Palmicultores no deberán esperar un año para sembrar

Noticias
07.10.2014

Agricultura Sustentable

Los palmicultores de los municipios de Barrancabermeja, Puerto Wilches, Sabana de Torres y San Vicente de Chucurí, en el departamento de Santander, y los municipios de Cantagallo y San Pablo, en el Bolívar, una vez hallan erradicado sus cultivos por presencia de la enfermedad conocida como la Pudrición del Cogollo, PC, no deberán esperar un año para sembrar nuevamente. 

Así lo determinó el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, al modificar el artículo 6 de la resolución 2103 de 2013, el cual establecía la prohibición de sembrar palma de aceite por el término de un año contado a partir de la eliminación de las palmas enfermas por PC, para evitar el incremento de las poblaciones de insectos asociados a la enfermedad y otras plagas que podrían afectar las palmas renovadas. 

Carlos Alberto Soto, Subgerente de Protección Vegetal del ICA, señaló que el objetivo es habilitar los predios erradicados para las nuevas siembras y de esta manera reactivar la producción en esta zona del país, en donde a la fecha han sido eliminadas alrededor de 14.300 hectáreas de palmas de aceite afectadas por PC.
 
El ICA verificará en campo que los predios que hayan erradicado cumplieron con la normatividad y no constituyen un factor de riesgo fitosanitario, para posteriormente certificar esta condición. “Con la certificación fitosanitaria del ICA los productores podrán acercarse al banco que vaya a financiar su nueva actividad productiva y ser incluidos en los programas que incluyen los incentivos a la capitalización rural para la siembra de híbridos de palma de aceite en esa zona” explicó el Subgerente de Protección Vegetal. 

El ICA continua en esta zona del país con la realización del censo fitosanitario, el programa de erradicación para impedir el paso de la enfermedad hacia áreas libres, la promoción de la renovación con palma de aceite en las zonas aptas y el uso del incentivo a la capitalización rural.
 
Las medidas fitosanitarias establecidas por el ICA han contemplado acciones que incluyen instalación de trampas para captura del picudo de la palma, establecimiento de franjas de aislamiento fitosanitario para proteger los cultivos con baja incidencia de la enfermedad, monitoreo permanente, cirugías en fase temprana de la PC y erradicación de palmas que se encuentran en estados avanzados de la enfermedad. 

A la fecha 149 predios han sido censados, de los cuales 34 han erradicado con un total de 1.983 hectáreas.

Artículos Relacionados

Conozca nuestra región

  • Ecuador
  • Venezuela