Cambio Climático

El cambio climático se refiere a los cambios en la temperatura promedio del clima de la Tierra desde mediados del siglo XX, y la volatilidad proyectada que resulta en parte de las actividades humanas tales como la quema de combustibles fósiles y la deforestación. 

Posición de Syngenta

El cambio climático y la agricultura están inexorablemente ligados – el cambio climático amenaza la productividad, y al mismo tiempo una tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero producidos por el hombre pueden estar relacionados con la agricultura.

Los sistemas agrícolas tienen la clave para las contribuciones fácilmente logrables tanto a la adaptación del cambio climático como a su mitigación. Syngenta está ayudando a los agricultores a adaptarse a los desafíos del clima para la producción de alimentos a través de desarrollos continuos de nuevas variedades de cultivos orientados a la maximización de los rendimientos y la calidad de las cosechas, y apoyando los esfuerzos de los agricultores por mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero producto de la agricultura.

Syngenta también está haciendo que sus propias operaciones sean más eficientes en energía con el objeto de reducir la emisión de gases de efecto invernadero relativos al EBIT (utilidades antes de intereses e impuestos) por 40% para el 2012 en comparación con el 2006.

¿Cómo afectará el cambio climático en la agricultura?

Los incrementos en la temperatura conducirán eventualmente a una reducción en las lluvias en áreas ya secas, inundaciones en otras áreas y nuevas combinaciones de enfermedades, malezas y pestes. Mientras que algunas áreas pueden experimentar aumento en rendimientos, muy probablemente los rendimientos globales generales en maíz, trigo, arroz y otros cultivos primarios se reducirán³. Será imposible aumentar la producción de alimentos en 70% para el 2050 para alimentar al mundo, sin la tecnología para ayudar a superar las limitaciones del clima. 
 

 ¿La agricultura contribuye con el cambio climático?

Cerca del 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero producido por humanos (GEI) vienen de la agricultura. Otro 18% de los GEI viene de los cambios en el uso de la tierra cuando se cultivan los ecosistemas naturales. A través del manejo de los cultivos, la prevención de la conversión de la tierra y las tecnologías modernas de conservación de tierras, el sector agrícola podría convertirse ampliamente en carbón-neutral para el 2030.

¿Cómo ayudan los productos de Syngenta a mitigar el cambio climático?

Los productos de protección de cultivos y de mejora de cultivos y las semillas aumentan la productividad de la agricultura para alcanzar la demanda de alimentos sin expandirse a tierras sensibles no cultivadas, que tienen altos almacenamientos de carbono. Los herbicidas de Syngenta permiten prácticas agrícolas de no labranza, que protegen la calidad de la tierra, reducen el uso de combustibles para la labranza y atrapar el carbono de la tierra.